Páginas vistas en total

lunes, 25 de junio de 2012

Las sombras del Cardenal

 
 

Aunque el cardenal Portocarrero no es objeto principal de mis investigaciones, en los últimos tiempos acabo encontrando rastros de este personaje histórico por muchos sitios y acaban publicados en este cuaderno de notas que es el blog. Tal vez influya que se están digitalizando muchos archivos, colecciones artísticas, libros, etc.., y que si investigas sobre Palma del Río acabas coincidiendo con esta figura. El conde de Palma, aunque nacido en nuestro pueblo, fue un personaje con múltiples facetas y una historia bastante interesante que en los últimos años estamos empezando a conocer.

La dimensión internacional del cardenal no es nada desdeñable, como expuse en una entrada anterior, existen referencias de pictóricas y documentales en muchos sitios de Europa. El documento que vengo a mostrar hace referencia a una etapa vital de Luis Portocarrero, donde aún estaba comenzando su escalada en el poder. Esta prueba documental es de tanta importancia, que cuando la encontré y me dispuse a comenzar su análisis me hizo dudar de su autenticidad. A día de hoy, todavía tengo dudas de que esta carta no sea un apócrifo para desacreditar la figura de este eclesiástico tan unido al poder. 

El documento que enlazo al final de esta entrada, no tiene desperdicio. Su lectura es amena y nos  muestra a un personaje fiel a la corona francesa y a su rey Luis XIV, que expone sin ningún pudor que " los españoles  mismos a quienes yo había procurado hacer todo el mal que me ha sido posible ...". Esta misiva nos muestra a una serie de personajes históricos que jugaron un papel importante en el final de la guerra de los treinta años y la paz de los Pirineos que simboliza la primacía de Francia como potencia continental. 

El cardenal estaba al corriente de los juegos diplomáticos e intrigas de las distintas cortes europeas y facciones de poder, a pesar de estar sometido al destierro  " en la más áspera tierra del mundo y apartado de toda comunicación humana ". Ese es el principal motivo de esta carta, pedir y suplicar un mejor trato " para pasar lo restante de mis días ". De aquí surgen las incógnitas sobre este documento, pues parece ser redactado por una persona mayor sometida al retiro ( obligatorio ) y que está suplicando un mejor trato en el trance final de su vida. Pero por las fechas de los acontecimientos históricos, personajes que aparecen retratados, etc.., no concuerdan con la biografía de Luis Fernández Portocarrero. Estaríamos situados temporalmente en la mitad del siglo XVII, en las luchas por la hegemonía continental durante la guerra de los treinta años y el final del dominio hispano en el continente. Aparecen retratados en las letras el cardenal Mazarino, Esteban de Gamarra y el conde de Fuensaldaña,  todas ellas figuras representativas de este momento histórico. 

Al encontrar el documento, todo me hizo pensar que quedaría una entrada muy interesante titulada " El ocaso del Cardenal Portocarrero ", pero la lectura nos indica que si no es una falsificación, el conde de Palma estaría en plena madurez. Algo que no concuerda con la pretendida crisis y retiro de una persona alejada del poder y las intrigas políticas. Por ello, a pesar de las controversias que nos surgen al analizar el documento, podemos reconocer (si no es una falsificación para desacreditar al cardenal ) una fuente de primera importancia, que nos señalaría a un Portocarrero partidario del rey sol y de Francia ( al que " pelotea " sin ningún reparo), desde su juventud. De este manera, podríamos sacar conclusiones de sus futuras acciones, pues corriendo el tiempo decantaron la corona hispánica, tras la crisis sucesoria de Carlos II. Así podríamos explicarnos su apoyo a los borbones franceses y al candidato que mandaba su " Sire" Luis XIV .

Dejo el enlace del documento dentro de la colección de la Real Academia de la Historia, para su lectura.