Páginas vistas en total

jueves, 7 de febrero de 2013

La Fuente Blanquilla

El pasado domingo, decidí buscar la fuente "blanquilla" que recordaba de niño cuando pescaba y caminaba por Sierra Traviesa. Hoy en día, aquellos lugares que hace sólo diez años estaban a la mano de cualquiera para un día de campo, pasear, buscar espárragos o pescar, han sido cercados o se han transformado en una gigantesca cantera abandonada testigo impasible y abandonado de la crisis de la construcción. 
Hace ya algunas entradas comenté el interesante proyecto de conoce tus fuentes, en el cual colaboré insertando la ficha de la fuente y el pilar de la Algaba. Tras consultar aquella web, no encontré esta antigua fuente y me dispuse a incluirla. De esta manera, y tras saltar cancelas y una alambrada recientemente colocada que corta un camino transitado libremente hasta hace unos años, pude llegar a esta fuente. Este manantial nace de la piedra caliza ( de ahí el origen de su nombre ) de una vaguada natural, que desemboca en el embalse de derivación del Retortillo. En una loma próxima se encontraba situado el antiguo cortijo de La  Morena, del que sólo se conservan algunos restos de muros. También en sus alrededores se han encontrado vestigicios cerámicos desde la protohistoria. La ocupación humana de esta zona, nos aparece reflejada en la ladera opuesta a la fuente, donde encontramos una pequeña cantera con la forma cuadrada de los sillares extraídos. Todas estas culturas dejaron su impronta incluso en la tradición popular, pues me cuenta mi padre que se crió en el cercano cortijo de Mezquetillas ( topónimo llamativo ), que la gente antiguamente removían  y hacían agujeros en la tierra de los alrededores de la fuente porque pensaban que había un tesoro escondido por los moros. 

La fuente no era un lugar aislado, estaba relacionado con el hábitat de sus proximidades y también con los caminos que pasaban por sus inmediaciones. Sin duda, este nacimiento de agua procuraba un camino mas llevadero a los viandantes que pasaban por la vereda de carne que venía desde Hornachuelos atravesando Sierra Traviesa, para cruzar cerca de la fuente el río Retortillo por el vado de " La gitana" . Aquellos caminos están hoy cortados y abandonados, pero algo no cambia, la fuente todavía fluye.