Páginas vistas en total

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Decoraciones interiores en la torre de la iglesia de la Asunción

En el año 2008, Rafael Nieto y el que escribe estas líneas, comenzamos a investigar algunas marcas incisas realizadas en el interior de varios torreones del recinto amurallado palmeño. Encontramos distintas señales que decoraban el interior de estas torres y tras esta investigación, nos marcamos el siguiente objetivo que sería analizar la decoración interior de la torre de la parroquia de la Asunción. Por desgracia, Rafa nos dejó y en su recuerdo quiero profundizar esta singular muestra del patrimonio palmeño.



La creación de distintos monumentos en Palma del Río, trajo consigo una rica decoración exterior e interior. Estos ornamentos originales, con el tiempo sufrieron deterioro o quedaron ocultos tras varias capas de cal. El proceso de  restauración de  los monumentos palmeños, llevado a cabo en los últimos años, nos ha permitido conocer la rica decoración que acompañó los principios históricos de estos monumentos. Un ejemplo, lo tenemos en la restauración del convento Santa Clara, con la recuperación de las pinturas murales en hornacinas y sobre todo las magníficas decoraciones de la portada interior y exterior de la iglesia de este monasterio.



En este caso, la propia parroquia de la Asunción, fue objeto de restauración de su decoración exterior durante el año 2005, recuperando parte del aspecto original, con esgrafiados de motivos cruciformes en los lienzos del muro y de imitación de sillares en los  pilares exteriores de la iglesia. El objetivo de este artículo, es la torre de dicho templo que como podemos observar posee una rica ornamentación arquitectónica con decoración de azulejería muestra del arte barroco de influencia sevillana. La torre, que probablemente fue uno de los últimos elementos en erigirse, tiene en su interior una interesante decoración que muestra la peculiar evolución histórica de dicho edificio. Al subir por el interior, podemos encontrar en los pisos intermedios multitud de señales y nombres en los muros que nos muestran a  visitantes de la torre e incluso una gran lista de Acólitos (personas que ayudaban al sacerdote en la preparación o la ceremonia de la misa), encontrando algunas marcas con la fecha del año de 1765. Además, podemos encontrar una información tan variopinta como fechas en las que el pueblo sufrió grandes arriadas.

 

Pero esta información histórica no es el motivo principal de este artículo, ya que en el piso intermedio entre la entrada de la torre y la plataforma superior donde se encuentra el campanario, observamos una interesante decoración en techos y muros. Podemos encontrar un par de cruces realizadas con líneas incisas sobre el muro de mortero. La más interesante, parece decorar una hornacina interior de la propia torre y mezcla el color original del mortero con el color rojo ocre. Por desgracia, la conservación de estas cruces es deficiente.

                   




Posiblemente, el ejemplo más interesante de ornamentación, lo tenemos en la parte interior de la ventana superior del lado sur de la torre. Allí, observamos en la parte superior del techo, una interesante decoración geométrica incisa con forma de rosácea hexapétala que mezcla el color del mortero original y el rojo ocre. Estos motivos circulares, tienen grandes similitudes con figuras utilizadas desde tiempos prerromanos, ya que pueblos indoeuropeos decoraban multitud de estelas con este símbolo solar. Posteriormente romanos, pueblos germanos e incluso en la Edad Media podemos encontrar este motivo decorativo en estelas funerarias[1]. La pervivencia de estos modelos de decoración geométrica hasta el siglo XVIII, fecha de la construcción de la iglesia de la Asunción, es una interesante muestra de conexión con tradiciones anteriores. Un poco antes en el tiempo, alrededor de 1794, encontramos a pocos metros una muestra de la misma decoración en la portada interior de la iglesia, situada en el patio del compás del convento de Santa Clara. Allí también podemos observar varios círculos que acogen en el interior a la misma figura denominada por Leonardo Da Vinci “La flor de la Vida[2].
                         








En el interior de la torre también podemos encontrar otras pinturas sin marca incisa en el mortero, con dibujos de la luna y el sol. La futura y necesaria restauración de la torre de la Asunción como elemento patrimonial y paisajístico de primer orden en nuestra localidad, no debería olvidar esta rica decoración interna que nos muestra la riqueza ornamental de este monumento.




[1] V.V.A.A: “Inscripciones del norte y sudoeste de la provincia de Caceres: revisión y nuevas aportaciones”. Cuadernos de Prehistoria y Arqueología Universidad Autónoma de Madrid. 17-1990, 277-306.


[2] La denominación de este motivo geométrico es múltiple desde Flor de la vida, hasta rosácea celta. En Internet existen multitud de páginas que hablan con distinto grado de veracidad, de su simbolismo y significado para distintas culturas y credos de este motivo geométrico. http://es.wikipedia.org/wiki/Flor_de_la_Vida


viernes, 7 de septiembre de 2012

El pilar de la Algaba


Desde hace un tiempo visito un interesante proyecto de catalogación de fuentes y manantiales de Andalucía, el cual recomiendo que visitéis. Un amigo una vez me comentó que se podía subir información y al visitar la web me di cuenta que no figuraba en el término de Palma del Río, el antiguo Pilar de la Algaba. Este manantial está ubicado en un lado del actual camino rural que cruza el antiguo terreno del cortijo de la Algaba y llega hasta Fuente Carreteros. Es un manantial de planta rectangular de unos diecisiete metros de largo por seis de ancho. En su interior encontramos dos elementos divididos, un parte de abrevadero de dos metros de ancho y un pozo central que podría surtir de agua el centro del pilar. 

Las dimensiones de este pilar nos muestra la importancia que tuvo en su momento como lugar de suministro de agua y abrevadero para animales. En la actualidad, se encuentra cubierto de vegetación y no contiene agua. El estado de abandono de esta interesante fuente nos debe hacer pensar sobre el uso del agua y la sobreexplotación de manantiales naturales e históricos. 

 Como anécdota decir, que antiguamente se decía en Palma del Río un refrán referido a esta fuente.  " Estás mas loco que la jaca de la Algaba", supuestamente el agua de esta fuente producía algún tipo de locura a quién la bebía. En un mundo demasiado cuerdo, hacen falta fuentes como esta.

Para ver la ficha que he realizado sobre este pilar:

http://www.conocetusfuentes.com/datos_fuente_6821.html


lunes, 3 de septiembre de 2012

Bonsor y su expedición arqueológica por el Guadalquivir



Desde hace un tiempo se puede consultar y descargar en la Biblioteca Virtual de Andalucía una de las obras pioneras en el estudio arqueológico e histórico del Valle del Guadalquivir. El humanista británico Jorge Bonsor  , recopila el fruto de sus expediciones por el valle del Río Grande. En esta obra que podemos consultar en inglés con su formato original y magníficas ilustraciones del autor que muestran su pasado como pintor, encontramos referencias de los restos y construcciones aledañas a este cauce de historia. 

Aquí podeis descargar en formato pdf esta magnífica guía arqueológica:

http://www.bibliotecavirtualdeandalucia.es/catalogo/consulta/resultados_busqueda.cmd?id=31352&formato_fechapublicacion=dd%2FMM%2Fyyyy&posicion=4&forma=ficha