Páginas vistas en total

viernes, 4 de mayo de 2018

Lagunas de Palma del Río


La primavera lluviosa que estamos disfrutando ha resucitado fuentes, arroyos y uno de los elementos del paisaje de la campiña más importantes, las lagunas. Aunque en los últimos siglos la puesta en cultivo, la práctica agrícola y el paulatino cambio climático las han condenado a la desecación. Cuando el año viene fuerte en lluvias toman vida estos humedales estacionales. El terreno de la campiña que forma terrazas sobre el valle del Guadalquivir está compuesto por zonas donde abundan suelos con gravas, arenas, areniscas, limos y arcillas. Este tipo de tierra favorece la acumulación de grandes cantidades de agua en algunos lugares concretos durante varios meses al año. Aunque la mayoría de estas lagunas no sobreviven a las altas temperaturas del verano, quizás en tiempos remotos dónde el clima pudo ser más lluvioso y frío, pudieron sobrevivir las más grandes de ellas durante todo el año. 



Cuando nos fijamos en las lagunas de Palma del Río habría que señalar que el conjunto de lagunas más importantes ha desaparecido. Estas lagunas aparecen en el primer mapa topográfico con el nombre de Laguna Mendoza y estaban situadas en la zona del cortijo Guzmán a ambas orillas de la vía pecuaria que unía Palma del Río con el municipio de La Campana. Estos humedalas fueron desecados durante los años sesenta del siglo XX, pues aparecen en la primera fotografía aerea que se realizó entre los años 1956 - 1957 ( el llamado vuelo americano ) . En la siguiente fotografía aerea realizada entre los años 1973 - 1986 ya no aparece este conjunto de lagunas. En la actualidad, la zona es ocupada por dos centrales de generación eléctrica mediante panales solares. Para evitar el encharcamiento del terreno ambas centrales cuentan con sistemas de drenaje que funcionan durante todo el año.

Foto aérea del vuelo americano ( 1956 - 1957 ) donde se aprecian las lagunas


Área de las lagunas y mediciones de su extensión

Siguiente foto aérea realizada a partir de 1973 ( las lagunas ya son tierras de cultivo )


En la actualidad se conservan dos lagunas en la demarcación de tierras de los cortijos de Somontes, Miravalles y Los Llanos. Estas lagunas aparecen en el mapa de la zona conservado en el Archivo de la Corona de Aragón y del que ya he hablado anteriormente. El mapa nos señala que en la zona existían cuatro lagunas ( de La Barranca, del Contador, de La Arenilla y de Somontes ). 

Con la letra o ( Laguna de la Arenilla ) . Con la letra P ( Laguna de Somontes )

Laguna de Somontes en el primer mapa topográfico ( finales del siglo XIX )
Mapa topográfico actual ( la laguna ha desaparecido )


Como observamos en la primera edición del mapa topográfico de la zona, la laguna de Somontes ya ha perdido su nombre y sólo aparece como laguna. Y en la edición actual ya no aparece ni como laguna, sólo su contorno es señalado en verde como zona de arbolado. Este conjunto de árboles son esencialmente eucaliptos plantados para desecar la laguna. Esta especie de árboles tiene una gran capacidad de absorción de agua y han sido utilizados tradicionalmente para desecar este tipo de charcas y lagunas. 
 Foto aérea con el área de la laguna de Somontes - Miravalles 


Foto panorámica del interior de la laguna de Somontes tras las lluvias

Foto del exterior de la laguna de Somontes

Esta es la laguna más importante de la zona. Sin embargo cerca se conserva otra más pequeña que en el mapa del siglo XVIII recibe el nombre de laguna de la Arenilla. Esta laguna está prácticamente desecada.

Foto panorámica del exterior de la laguna de la Arenilla


 En el otro extremo del término municipal de Palma del Río, existe otro conjunto de dos lagunas. Una de ellas está en la zona de La Jara, cerca de la linde con el término municipal de Fuente Palmera. Y la otra sirve de límite entre ambos términos, aunque la mayor parte de esta laguna entra dentro del término municipal de Fuente Palmera. Observando las fotos aéreas desde el año 1956 - 1957 vemos como la práctica de plantar eucaliptos para desecar las lagunas es muy reciente. En la primera foto aérea no aparecen dichas plantaciones.


Fotos aéreas que sirven para conocer la evolución del arbolado de eucalipto desde 1956


Foto de la laguna de La Jara

Foto de la laguna situada en la carretera entre Palma del Río y Fuente Palmera



Estos humedales aún cuentan con un valor paisajístico y ambiental.  Aunque su vida sea efímera y dependan del cielo para revivir, no podemos olvidar su importancia en un ecosistema tan alterado como el de la campiña. En algunos lugares este tipo de humedales han sido protegidos y sometidos a procesos de restauración. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario