Páginas vistas en total

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Portocarrero y la entrega de la corona de España



A principios de Enero del año 1635 nacía en Palma del Río Luis Manuel Fernández de Portocarrero - Bocanegra y Moscoso – Osorio, un personaje histórico de primera magnitud que jugaría un papel esencial en el cambio dinástico que sucedió en la corona hispánica en el tránsito del siglo XVII al XVIII. Las obras que profundizan en su figura son múltiples y en los últimos años están aumentando de manera considerable, gracias a las Jornadas de Historia dedicadas a este Portocarrero que excedió las fronteras ibéricas y cuya figura tiene ecos por toda Europa[1]. De la trascendencia del cardenal allende de nuestras fronteras, dan buena muestra multitud de pinturas y grabados con su retrato, como los que en la actualidad se pueden consultar en las páginas web de la Biblioteca Nacional de España y de la Biblioteca Nacional de Austria[2]. Estas imágenes ilustraban libros y obras históricas que tratan la figura del cardenal en el contexto de la llegada de Felipe de Anjou a la corona española[3]. Uno de los libros más curiosos que también trataron la figura del cardenal durante el siglo XVIII, es la “Historia política y amorosa del cardenal Portocarrero”, que en sus primeras páginas nos muestra un interesante grabado sobre la percepción de este religioso en la Europa del momento[4]. Observamos en esta representación al Cardenal Portocarrero y la visión que de él se tenía, como una mezcla de hombre religioso y político cortesano.




La imagen del poder del Cardenal Portocarrero en la Europa del momento fue importante y estaba aparejada a otros protagonistas del momento como Felipe V, o acontecimientos que marcaron el devenir de nuestro país como la guerra de sucesión que asentó la dinastía Borbón en España. Es en este contexto, donde voy a desarrollar este artículo centrándome en una interesante obra del pintor Francés Henry A. Favanne (1668-1752), que recibe en 1704 el encargo de la princesa de Ursinos[5] de realizar una pintura titulada “España ofrece su corona a Felipe de Francia, duque de Anjou, en presencia del Cardenal Portocarrero “[6].En esta representación pictórica, el autor desarrolla desde la visión francesa una iconográfica con un sugerente contenido histórico. En ella, podemos ver cuatro personajes principales, donde el Cardenal Portocarrero ocupa un lugar preeminente investido como Arzobispo en actitud de acompañamiento a la figura de una mujer arrodillada como símbolo de una España, que entrega su corona a un joven Felipe V que es acompañado por la personificación de Francia. En un segundo plano, en el centro una corte celestial de Ángeles también señala al Duque de Anjou como símbolo de la confirmación divina al pretendiente Francés. En el fondo, en tonos sombríos otras figuras acompañan la escenificación de este importante hecho histórico donde también se nos muestra el conflicto sucesorio simbolizado por Hércules que con una maza espanta los enemigos del joven rey.


Esta obra artística, entra en contacto con dos pinturas del mismo autor que también desarrollan la temática de la sucesión dinástica hispana y el conflicto armado resultante entre partidarios de los Borbones y los Austrias. El lienzo con mayores similitudes es el titulado “Los Reinos de Valencia y Aragón, se rinden a Felipe V, Rey de España “, donde observamos una escena de ofrecimiento de la corona de Aragón, simbolizada en esta ocasión por un hombre y a sus pies una mujer representación del reino de Valencia. Sin embargo, el Rey Felipe V es el protagonista al ocupar el lugar preeminente sobre un grandilocuente trono a caballo acompañado de nuevo por la personificación de Francia, rodeado de ángeles y venciendo con la ayuda del mitológico Hércules a sus enemigos. Finalmente, existe otra pintura en óleo sobre lienzo titulada “ La Batalla de Almansa “ ( 25 de Abril de 1707 ) , donde el mismo autor muestra una escena de esta importante batalla de la guerra de Sucesión, con un gran peso personajes mitológicos.

Otras interesantes obras  de este artista francés, sobre la guerra de la independencia.










[1] Para conocer en profundidad el papel de Luis Manuel Portocarrero en la segunda mitad del siglo XVII recomiendo consultar la obra de Peña Izquierdo – Portocarrero, Antonio Ramón.” La Casa de Palma : la familia Portocarrero en el gobierno de la monarquía hispánica (1665-1700) “. Universidad de Córdoba – Ayuntamiento de Palma del Río, año 2004.
[2] En la multitud de grabados con los retratos del Cardenal primado de las Españas es interesante observar como se ilustra el paso del tiempo desde la madurez hasta las últimas representaciones con los claros rasgos de la vejez.
[3] Para ampliar el conocimiento sobre las obras de arte que retratan la figura de Portocarrero ver la ponencia de Palencia Cerezo, José María en las V Jornadas de Historia Cardenal Portocarrero del año 2009. En prensa.
[4] Esta obra forma parte de la comunicación de Navarro Martínez, Emilio J. “ Libros para la Historia de Palma del Río “ presentada en las VI Jornadas de Historia Cardenal Portocarrero del año 2010. En prensa.
[5] Morán Turina, José Miguel. “ Felipe V y la Guerra. La iconografía del primer Borbón “. http://www.fuesp.com/revistas/pag/cai0109.html
[6] En la actualidad esta pintura se encuentra en el palacio de Versalles Trianon. Pueden observarla a través de internet en : http://www.photo.rmn.fr/CorexDoc/RMN/Media/TR1/10F5VT/99-015370.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario